ZapatillasdeClavos.es

Logo ZapatillasdeClavos.es

La importancia de la elección del tamaño de los clavos en unas zapatillas de atletismo

¿Cuánto sabes de clavos? ¿Sabes qué clavos necesitas en cada momento? ¿Sabías que hay diferentes longitudes de clavos según sea la prueba o la especialidad?

La importancia de la elección del tamaño de los clavos en unas zapatillas de atletismo. Si alguna vez te han surgido este tipo de dudas en este artículo del blog te ayudaremos a resolverlas y tratar de orientarte para que tu elección sea la correcta. Porque al igual que en la elección de las mejores botas de fútbol te fijas en unos tacos u otros según el tipo de terreno de juego, en tus zapatillas de clavos la elección final dependerá de las condiciones del terreno, del peso del atleta, del tipo de prueba….

Y ni que decir tiene que en cualquier caso si necesitas unas zapatillas para correr sobre asfalto los clavos no serán necesarios y podrás encontrar tus zapatillas de running adecuadas en webs especializadas.

➤ Tamaños de clavos para zapatillas de atletismo

Lo primero que te comentaremos (y que seguramente ya sabes) es que los clavos en las zapatillas no están fijos, se pueden quitar e intercambiar. El motivo es que hay diferentes longitudes, siendo en función de sus milímetros más adecuados para una u otra disciplina.

Tamaño tipo de clavos atletismo

Como te decíamos antes esta es una guía orientativa y cada corredor tiene sus manías y preferencias. No quiere decir que lo que le agarre bien al 95% de los corredores tenga que ser el agarre que tú quieres. Para eso lo mejor es probar y probar diferentes combinaciones.

¿Cómo es la forma de los clavos de las zapatillas de atletismo?

  • Piramidales: posiblemente los más comunes hoy en día. Tienen forma de cono con una base más ancha que se estrecha hasta un vértice. Se utilizan para la tracción, pues penetran en el material de la pista por compresión/contacto.
  • Compresión: siendo también de forma cónica varían de los piramidales en su construcción y forma escalonada terminando en punta plana. Su forma hace que se conozcan popularmente como “árbol de Navidad”. Están diseñados para comprimir sin necesidad de penetrar la pista. Funcionan bien con pistas de caucho, ya que aprovechan a la perfección la característica de la memoria dimensional de la pista (resiliencia), aportando un mayor retorno de energía al atleta después de la fase de compresión.
  • Aguja: tienen un cuerpo más estrecho y un vértice (pico) mucho más nítido que, en consecuencia, aumenta el desgaste y/o el daño para la pista. Para el atleta, los clavos de aguja conllevan además una pérdida de energía al tener que desclavarse una vez entran en contacto con la superficie.

➡️ Zapatillas de atletismo sin clavos

En la pista de atletismo también podemos encontrar pruebas en las que no serán necesarios los clavos para su ejecución. Hablamos principalmente de las que realizan lanzamientos desde el foso, y así tenemos las zapatillas para lanzamiento de peso, disco o martillo sin clavos.

Hoy en día también encontramos zapatillas con y sin clavos también para cross donde algunas superficies permiten un agarre adecuado sin clavos.

¿Qué dice el reglamento del uso de los clavos?

En su reglamento, la IAAF establece que el propósito de las zapatillas es «proporcionar protección y estabilidad a los pies y una firme adherencia sobre el suelo» e indica el número de clavos que pueden contener: «La suela y el tacón de las zapatillas estarán fabricados de modo que permitan el uso de hasta un máximo de 11 clavos. Se podrá utilizar cualquier número de clavos hasta 11, pero el número de posiciones de clavos no podrá exceder de 11», «la parte de cada clavo que sobresalga de la suela o del tacón no debe exceder de 9 milímetros excepto en salto de altura y lanzamiento de jabalina, donde no puede exceder de 12 milímetros. El clavo deberá ser construido de manera que se pueda insertar, al menos en su mitad más próxima a la punta, en un calibre de sección cuadrada de 4 milímetros»
De igual manera todos los tipos de zapatillas de competición deben ser aprobados por la IAAF, un tema polémico y que ha traído cola en los últimos años.


Deja un comentario